lunes, 19 de marzo de 2012

Los idus de Marzo

Siempre es una alegría encontrar en la cartelera películas como esta, adultas, bien rodadas, bien interpretadas y con una historia que vale la pena. A medio camino entre la denuncia y el thriller político (aunque suave), estamos ante una buena película que refleja el desencanto de una generación con las políticas de Obama.

Todos aquellos que creyeron que Obama cambiaría el mundo o almenos una gran parte de aquellos que le apoyaron ven como en el fondo no ha cambiado tanto. Si Springsteen al principio del mandato Obama sacó su disco "Working on a Dream" ahora mismo años después acaba de sacar su nueva obra "Bola de demolición" donde expresa ese desencanto del que estoy hablando.

George Clooney, director de la excelente "Buenas noches y buena suerte", sin llegar a la excelencia de aquella ha dirigido una película muy interesante, que hay que ver, llena de cinismo y tristeza donde los ideales de aquellos que los tenían quedan soterrados por la ambición o por el odio...Estamos ante una historia que refleja los entresijos y entrañas en los que se mueven campañas políticas llenas de intereses más o menos ocultos, informaciones cruzadas, rencores y todo aquello que imaginamos pero no logramos ver dentro del mundo político.

Estamos ante una película necesaria y más en estos tiempos donde intuímos que lo vamos a pasar mal, ante unos políticos que no dejan de ser marionetas de algo que escapa a nuestro conocimiento.

Basta ver como acaba la película y la relación con aquella frase que hemos oído hacia la mitad de la cinta..."No le daré la vicepresidencia a alguien que quiere volar los diez últimos pisos de la ONU".

Como ya he dicho antes además la película cuenta con un elenco de actores impresionantes a cual mejor, de los que yo destacaría a Philip Seymour Hoffman a Paul Giamatti y como no a George Clooney con ese carisma desbordante de siempre